Inicio Blog Pilates Lumbalgias y el Método Pilates
You need to upgrade your Flash Player

Lumbalgias y el Método Pilates

Escrito por OD Pilates
22
Oct
2012

Lumbalgias y el Método Pilates

El Lumbago es una de las 5 causas de ausentismo laboral más frecuentes en nuestro país y en el mundo, mas del 80% de las personas padecerán de lumbago al menos una vez en la vida. Sus causas son múltiples, sin embargo la mayoría de ellas están relacionadas con afecciones del sistema músculo-esquelético y obedecen al poco cuidado que damos a nuestra columna vertebral, base de soporte de todo nuestro cuerpo y base de palanca de la mayoría de los movimientos corporales.

Cuando caminamos, nos sentamos, levantamos peso..etc. lo hacemos utilizando músculos motores. Sin embargo, para que esos músculos puedan actuar, hay otros músculos que mantienen la posición de las articulaciones y en especial de la columna, estos son los músculos estabilizadores, los cuales se activan solos, sin que seamos concientes de ello.

No obstante, el sobreuso de los músculos motores y en ocasiones su uso de forma muy desequilibrada, usando siempre los mismos músculos en detrimento de otros que no usamos nunca, hace que nuestras articulaciones aumenten en movilidad pero disminuyan en estabilidad. De este modo, los músculos estabilizadores se van debilitando y los huesos que forman las articulaciones comienzan a perder la relación constante que deben mantener entre sí, lo cual genera la apareción primero de los dolores y contracturas musculares, y luego las alteraciones degenerativas de los huesos, cartílagos, tendones y ligamentos.

Cuando estas alteraciones se producen en la columna vertebral, la dolencia se denomina de diferentes maneras según sea la estructura afectada: Discopatías degenerativas cuando son los discos intervertebrales los afectados, Espondilosis cuando son los cuerpos vertebrales, Espóndilo artrosis cuando son las carillas articulares de las vértebras, Protrusiones discales cuando los discos intervertebrales se salen de su lugar y se desplazan, Hernias de núcleo cuando el disco se rompe y su contenido sale hacia afuera comprimiendo estructuras vecinas, etc.

Todos los procesos mencionados anteriormente están relacionados con una pérdida de la estabilidad de la columna vertebral y con una gran debilidad y alteración de los músculos que la estabilizan. De hecho, se ha podido determinar que la secuencia en el origen de los procesos degenerativos de la columna es generalmente iniciada por la pérdida de la estabilidad de la columna debido a la falta de fortaleza de sus músculos estabilizadores.

Ante esto, se ha comprobado científicamente que, en casos de enfermedad degenerativa de la columna (discopatías, artrosis vertebral, protrusiones y hernias..), el trabajo físico con ejercicios específicos como los de la técnica Pilates orientados a fortalecer la musculatura estabilizadora de la columna realizado en forma periódica y sistemática es capaz de devolver la estabilidad a la columna, eliminando el dolor, mejorando su funcionalidad y deteniendo el progreso del proceso degenerativo, e incluso con retroceso de algunos signos como reducción de la magnitud de las hernias y de las protrusiones discales.

La técnica de ejercicios Pilates, con la orientación profesional adecuada, provee de una plataforma de trabajo orientada a objetivos específicos de estabilización espinal, con la incorporación a nuestro repertorio inconsciente de nuevos patrones de postura y movimiento, más naturales y eficientes.

¿QUÉ ES LA LUMBALGIA?

La lumbalgia se define como dolores en la zona lumbar (de los riñones) de la espalda, cuyos orígenes son muy variados.

Existen varios tipos de lumbalgias: agudas y crónicas:

Lumbalgias agudas:

Se trata de dolores lumbares producidos en un momento puntual; normalmente por sobrecarga al levantar un peso del suelo sin las precauciones adecuadas, o por movimientos repetitivos o violentos de flexo-extensión de la espalda. Se produce en este caso, un sensación de "quedarse clavado" en el sitio, sin posibilidad de realizar movimientos de tronco sin que el dolor sea intenso, notando en ocasiones un "chasquido". Tiene un período de dolor aproximado de 1 a 2 semanas.

Lumbalgias crónicas:

Se produce cuando el período de dolor es más prolongado, llegando incluso a 1 o 2 meses de duración o incluso mas, podemos hablar de lumbago crónico. A diferencia del lumbago agudo, este no aparece de una forma repentina, sino que va instaurándose poco a poco en el paciente hasta que se hace evidente. Entre las causas del lumbago crónico podríamos incluir a aquellas anomalías estructurales de la columna vertebral que nos llevan a recaídas continuas con dolor lumbar.

Son muchas las causas que pueden producir una lumbalgia:

Anomalías del raquis lumbar: como consecuencia de una hiperlordosis lumbar, espondilolisis lumbar, espondilolistesis lumbar y estenosis o estrechamiento del canal medular.

Degeneración de los discos intervertebrales: protusión y hernia discal.

Reumatológicas: artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, espondiloartrosis lumbar, enfermedad de Paget, artrosis facetaria, osteoporosis.

Por stress: que se acumula especialmente en la musculatura del cuello y zona dorsal, entre los omóplatos o escápulas, repercutiendo al mismo tiempo en la columna lumbar.

Por problemas musculares: acortamiento de la musculatura posterior de las piernas (músculos isquiotibiales), debilidad o hipotonía muscular abdominal, escasa elasticidad del músculo psoas ilíaco, poca fuerza en musculatura paravertebral de la espalda.

Por sobreesfuerzo: produciéndose contracturas musculares en musculatura lumbar; por ejemplo, al levantar peso desde el suelo sin tener la precaución de flexionar ligeramente las rodillas.

Consecuencia indirecta de otras patologías de órganos internos: enfermedades renales, ginecológicas o urinarias.

Circunstanciales: por traumatismo directo, por embarazo (más a partir del 5º mes), o por quistes sebáceos cerca de las vértebras lumbares que producen opresión de las estructuras de la columna y de los tejidos blandos.

Ortopédicas: por acortamiento de una pierna respecto a la otra (dismetría de caderas), por una disfunción de la articulación sacro ilíaca.

Psicológicas: cuando nos encontramos ante un problema específico la respuesta de todo el cuerpo, así como de la musculatura de la columna, es la de contraerse, aumentando de esta forma el dolor. A mayor relajación, menos problemas de espalda, ver Lumbago Psicogeno.

Los síntomas que aparecen son:

Dolor importante en musculatura paravertebral lumbar y glúteos (parte superior), con sensación de cinturón de dolor, como si nos cortara el cuerpo en dos.

Impotencia funcional parcial de la espalda, en su movimiento de flexión hacia delante, por producir dolor importante en la parte baja de la espalda.

En ocasiones la contractura muscular paravertebral lumbar, hace que no podamos sentarnos como lo haríamos habitualmente, o no podamos caminar o no encontremos

Diagnóstico:

Independientemente de los dolores referidos por el paciente, se aprecia claramente a la palpación y presión de la zona afectada, las contracturas musculares que provocan el dolor. Dichas contracturas son la causa, pero no el origen; para lo cual, en caso de lumbago crónico habría que realizar las pertinentes pruebas radiológicas para establecer el origen de las mismas.

Tratamiento:

Para determinar el tratamiento adcuado es necesario diferenciar los diferentes tipos de lumbago.

Lumbago agudo:

Normalmente se recomienda reposo en cama, a lo sumo durante 48 horas, para después ir incorporándose progresivamente y volver a la actividad habitual paulatinamente (sin sobreesfuerzos). Hoy en día se desaconsejan reposos absolutos durante más de 2 días, pues la recuperación posterior se vería sensiblemente retrasada.

Durante esta fase de descanso inicial se aconseja dormir de costado con las piernas flexionadas (posición fetal), con un cojín entre las 2 rodillas; o bien, boca arriba con las rodillas en flexión. Se desaconseja totalmente el dormir boca abajo, pues aumentaría la curvatura lumbar, aumentando el dolor.

También se recomienda Fisioterapia para aliviar el dolor y recuperar rápidamente la funcionalidad. Además, puede ser necesario la supresión medicamentosa del dolor para lo cual se usará eventualmente un analgésico-antiinflamatorio.

Una vez controlado el dolor y recuperada la funcionalidad es aconsejable realizar ejercicios aplicando la técnica del Método Pilates, para conseguir la descompresión y estabilización lumbo-pélvica, y lograr el fortalecimiento abdominal y de la musculatura extensora de la espalda, así como estiramientos de la musculatura paravertebral de la espalda, músculos posteriores de las piernas (isquiotibiales) y músculo psoas.

Lumbago crónico:

Ante este tipo de lumbago, una vez realizado el diagnóstico médico y descartada una patología que requiera otro tipo de tratamiento, como tumores, artritis reumatoidea, artritis psoriática, hernias graves, etc.. conviene aplicar ejercicios basados en el Método Pilates, prescindiendo del uso de medicamentos. El objetivo de las sesiones de tratamiento mediante Pilates consiste en lograr la adecuada estabilización de la columna lumbar así como a la descompresión y flexibilidad de sus estructuras, lo que asegura una mejoría estable y duradera en el tiempo, ya que mediante estos ejercicios se trabaja sobre las causas del problema y no solo sobre el síntoma dolor o espasmo muscular.

(Fuente: Pablo Mag & Bersant Clinique)


Add this to your website

Dirección

Estudio Pilates Oscar Díaz
C/ Periodista Asunción Valdés, 2 (Urb. Golf y Mar)
Playa de San Juan - 03540 Alicante
Tel. 687 504 130 - Email: info@odpilates-alicante.es

(junto a Colegio El Valle y Restaurante Chapeau)

Horarios

Horario ininterrumpido de 8:00 a 22:00 h.
Solicita información sobre grupos o entrenamientos personales en:
Tel. 687 504 130 / 637 307 052 o Email: info@odpilates-alicante.es
Realiza tu preinscripción ahora pulsando aquí

Localización

localizacion-pilates-alicante

Síguenos en Redes Sociales

  social_facebook_box_blue_48   social_twitter_box_blue_48   social_flickr_box_48

 

logo-peak-pilates-white 

spinal-mouse1

centro-valoracion-espalda-columna  

certificacion-spina-mouse