Inicio Blog Pilates
You need to upgrade your Flash Player

Ejercicio Físico

Escrito por OD Pilates
29
Oct
2012

Artículo Científico sobre la prácitca del Ejercicio Físico.

TÍTULO:

EJERCICIO FÍSICO, SU PRESCRIPCIÓN Y EFECTOS SOBRE LAS PERSONAS, UNA VISIÓN CIENTÍFICA DEL ESTUDIO

ÍNDICE

1. Título Primero: Introducción.

2. Título Segundo: Desarrollo.

a. Capítulo Primero: La importancia del Ejercicio Físico en nuestra sociedad.

b. Capítulo Segundo: Problemas Fisiopatológicos derivados de la inactividad física.

c. Capítulo Tercero: Conceptos generales sobe la biología musculo esquelética.

d. Capítulo Cuarto: Prescripción del ejercicio físico adecuado.

i. Sección Primera: Consideraciones Generales.

3. Título Tercero: Conclusiones.

Bibliografía.

INTRODUCCIÓN:

Son muchos los temas que se pueden abordar relacionados con el ejercicio físico, ya sea en la práctica del Ciclo Indoor como en cualquier tipo de actividad física, evidentemente la elección de un tema lo suficientemente interesante no es tarea fácil, más si con ello se intenta contribuir a una mejora de los conocimientos que se tienen sobre dicho tema.

Cuando comencé este trabajo mi intención era la de poder indagar más sobre un tema tan importante como es la prescripción de ejercicio físico para conseguir un mejor y más amplio gasto energético dentro de la actividad del Ciclo Indoor, para ello partía de la base de un artículo publicado por Carlos Barbado Villalba relacionado con este tema, titulado “En bici contra el sobrepeso”, del cual a su vez el que suscribe hizo una interpretación del mismo en su día como finalización del curso de ciclo indoor, nivel I, titulado “Gasto calórico y ciclo indoor”, el cual a su vez también fue publicado dentro de la sección correspondiente de la Federación española de aeróbic y fitness FEDA.

Mi sorpresa ha sido mayúscula cuando durante la fase de investigación (en este caso en concreto mediante la búsqueda, lectura y compresión de literatura científica relacionada con la materia), el sentido de mi trabajo se amplia más allá del significado inicial descrito anteriormente, dándole una mayor importancia al tipo de ejercicio físico que vamos a prescribir, incluyendo todos y cada uno de los parámetros necesarios (intensidad del mismo, duración, etc.), para que el mismo sea efectivo con relación al objetivo que queremos conseguir con nuestros clientes. Para ello voy a tener en cuenta no sólo el problema de la obesidad y el sobrepeso a la hora de abordar todo lo relacionado con la prescripción del ejercicio físico, sino que igualmente se va a llevar a cabo un estudio de aquellas otras patologías (insulino resistencia, diabetes, hipercolestoremia, hipertensión, etc.), que pueden derivarse de la inactividad física o que sin ser producto de esta inactividad, se manifiestan de manera más activa en aquellas personas que llevan a cabo unos hábitos de vida más sedentarios.

Llegado a este punto se hace necesario dar una breve descripción de los puntos que vamos a tratar a lo largo del presente trabajo, mediante el cual se pretende conseguir entre otros, la concienciación por parte de los profesionales de la salud, (entre los cuales debemos incluirnos), sobre que tipo de ejercicio es el más recomendado para nuestros clientes dependiendo entre otras variables de su condición física, tolerancia al esfuerzo, posibles patologías, etc.

Como bien he hecho constar en el párrafo anterior, a continuación relacionaré de manera general los puntos sobre los que vamos a tratar:

• La importancia del ejercicio físico en nuestra sociedad.

• Problemas fisiopatológicos derivados de la inactividad física.

• Conceptos generales sobre la biología musculo esquelética.

• Prescripción del ejercicio físico adecuado.

• Conclusiones.

DESARROLLO:

LA IMPORTANCIA DEL EJERCICIO FÍSICO EN NUESTRA SOCIEDAD

La inactividad física ha sido considerada como un factor de riesgo para la salud, el sedentarismo y los hábitos de vida actuales han conseguido que la población se encuentre inmersa en un laberinto con muy pocas salidas llegando a ser portadores incluso de fenómenos como la lipo-gluco-toxicidad-intramiocelular, el cual se ve claramente desfavorecido por otras causas fisiopatológicas como son la sarcopenia (disminución de la cantidad de tejido muscular que conlleva a una disminución de la capacidad funcional correlacionada con una alteración histoquímica de la célula muscular incluyendo una disminución de la densidad mitocondrial) y el mal funcionamiento muscular. El ejercicio físico es una herramienta potente para modificar el metabolismo al igual que la movilización de las grasas, por lo que un ejercicio bien dosificado puede lograr un fin preventivo en diversas patologías relacionadas con la obesidad y a la inactividad física. Siguiendo los avances así como las publicaciones científicas que han ido apareciendo en los últimos años califican el ejercicio como un pilar importante en la prevención y terapia de dichas alteraciones.

Ser físicamente activo es dejar de ser sedentario pero esto no asegura niveles adecuados de salud ya que lo que correlaciona con la salud es el nivel de condición física del sujeto. En las últimas décadas la tolerancia al esfuerzo ha disminuido considerablemente y esta no es por causa de una limitante central (cardiocirculatoria y respiratoria), sino más bien por limitantes periféricas, siendo la sarcopenia un factor común entre la mayoría de los pacientes con factores de riesgo, incluidos los obesos, indicando con ello que la musculatura está en condición antropométrica e histoquímica deficitaria. Es decir que el sistema cardiorespiratorio realiza su trabajo de entrega de los elementos necesarios para la producción de energía pero la maquinaria encargada de la producción de esta energía esta deteriorada y no es capaz de asimilar, convertir y consumir los elementos que son enviados hacia el músculo. Al parecer estamos adquiriendo una serie de enfermedades producto principalmente de la falta de estimulación de la maquinaria responsable del gasto energético seguido por un hábito caracterizado en la ingesta de energía aumentada en relación al gasto. Nuestra sociedad, a causa de los hábitos de vida actuales está caracterizándose por una disfunción mitocondrial paralelo a una falta de estimulación de los fenómenos de biogénesis mitocondrial, siendo el ejercicio físico el mayor, mejor y más eficiente estímulo para la biogénesis mitocondrial, sobre todo en el tejido muscular donde se metaboliza prácticamente más del 75% de los azúcares y las grasas.

Nuestra sociedad se enfrenta a una serie de enfermedades crónicas modernas siendo las más resaltante la diabetes tipo 2, afortunadamente gracias a las investigaciones científicas en el estudio de los mecanismos responsables de esta enfermedad están aportando importantes resultados sobre todo en la conexión que existe entre los factores de riesgo, principalmente la obesidad y sedentarismo, e insulinoresistencia. Gracias al conocimiento científico hoy en día el ejercicio físico está catalogado como un fármaco y como tal debe ser adecuadamente dosificado. La prevalencia de la obesidad está aumentando en todo el mundo y ya esta siendo considerada como uno de los grandes problemas de la salud. Según estudios científicos el incremento de la obesidad es una consecuencia de la reducción de la actividad física, y manifiesta el hecho de que un aumento en la misma está fuertemente asociado con una mejora de la capacidad física y de la composición corporal, con un posible efecto en el gasto metabólico en reposo. La obesidad es y será uno de los mayores problemas de salud, pero ha día de hoy los profesionales no sólo evalúan la dieta hipocalórica a administrar, sino que cada vez es mayor la importancia que se le da a la realización de una plan de entrenamiento adecuado con el fin de disminuir de peso y modificar las variables metabólicas alteradas.

La realización de actividad física de forma regular cuenta con muchas ventajas entre las que podemos destacar: estimular la oxidación de grasas, aumentar el gasto energético durante el ejercicio y después del mismo, proteger la masa magra, evitar la disminución del gasto metabólico en reposo (GMR) inducio por la dieta, además de disminuir todos los factores de riesgo asociados a la obesidad y al sobrepeso (alteraciones de los valores de plasma sanguíneos, problemas cardiovasculares, riesgo de padecer diabetes mellitus o insulina resistencia y alteraciones en la presión sanguínea entre otros). En conclusión podemos afirmar rotundamente la importancia de llevar a cabo un plan de entrenamiento por parte de la población en general, siendo más relevante el hecho de que se lleve a cabo por aquellas personas con determinadas patologías.

Todos estos datos nos llevan a concluir que la estimulación del músculo esquelético por intermedio del ejercicio físico, hace necesario su inclusión en los tratamientos destinados a la pérdida de peso, ya que elevan la capacidad metabólica del músculo alejando de esa manera al individuo obeso y sedentario de estados de lipotoxicidad y glicotoxicidad, desencadenantes de una serie de alteraciones metabólicas las cuales conducen a un alto riesgo de enfermedad y muerte cardiovascular encontradas en el síndrome metabólico el cual se origina en el fenómeno de SIR, y este a su vez da origen a múltiples cuadros fisiopatológicos entre los que se destacan como hemos indicado anteriormente la dislipidemia y la diabetes tipo 2, que afectan a un número considerable de nuestra población.

PROBLEMAS FISIOPATOLÓGICOS DERIVADOS DE LA INACTIVIDAD FÍSICA:

El ejercicio físico, fisiológicamente prescrito juega un papel fundamental en la prevención y terapia de múltiples alteraciones metabólicas, cardiovasculares y osteomusculares. Es importante señalar la relación existente entre el nivel de condición física y el riesgo cardiovascular e insulino resistencia.

Clínicamente la insulino resistencia (IR) se refiere a una incapacidad de la insulina plasmática en promover el transporte de glucosa al músculo esquelético y tejido adiposo, y además es ineficiente en inhibir la producción de glucosa a nivel hepático. Este fenómeno, que se deriva en una hiperglicemia y posterior hiperinsulinemia conforma una cuadro que se ha denominado de glicotoxicidad. La (IR) se encuentra presente en pacientes con diabetes tipo 2, prediabéticos, en sujetos con obesidad central, dislipidemia, hipertensión, disfunción endotelial, entre otras, todas estas alteraciones forman parte del Síndrome Metabólico, siendo la insulina resistencia el indicador central de este síndrome.

Por otro lado el descubrimiento de una proteína clave en la regulación del metabolismo energético, AMPK, requiere de una periódica y sistemática estimulación con el fin de favorecer y regular tanto el consumo de azúcar como el de lípidos. La falta de estimulación de esta proteína en reposo favorece el metabolismo de los azúcares sobre el de los lípidos. Al no estar esta proteína en niveles de actividad normal por una falta de entrenamiento o estimulación adecuada, la célula en su interior acumula grasas en forma de triglicéridos, digliceroles y ceraminas que en definitiva provocan una intoxicación intracelular que da paso a una situación de lipotoxicidad.

Las alteraciones que otorga la vida sedentaria al ser humano actual, por las condiciones de vida, son tanto centrales como periféricas, sin embargo en gran parte de los pacientes con factores de riesgo y los portadores del síndrome metabólico, poseen una baja tolerancia al esfuerzo o una disminuida capacidad de trabajo, cuyas limitaciones son periféricas y no centrales. Esto ha quedado en evidencia mediante la determinación de la diferencia arterio-venosa y del cociente respiratorio durante el ejercicio. Si tenemos en cuenta que el tejido muscular almacena y metaboliza más del 80% de los azúcares y grasas respectivamente, la medicina moderna debe preocuparse del tejido muscular como un órgano fundamental en la prevención y terapia de este tipo de alteraciones.

Entre otras alteraciones que pueden estar presentes en algunos de nuestros clientes se encuentran la diabetes tipo 2, dislipidemia, de insulino resistencia, de osteopenia y sarcopenia, hipertensión, hipertrigliceridemias, etc.

Indudablemente uno de los factores importantes en que el ejercicio contribuye a revertir situaciones de inactividad que derivan en alteraciones del metabolismo energético es el aumento de la capilarización de tejido muscular lo que permite que el torrente sanguíneo el cual suministra los elementos indispensables para el metabolismo energético, ofrezca tanto a hormonas como transportadores la posibilidad de que puedan tener más contacto con sus respectivos receptores.

CONCEPTOS GENERALES SOBRE LA BIOLOGÍA MUSCULO ESQUELÉTICA:

AMPK: La AMP-activada proteína Kinasa (AMPK) es una enzima que es activada cuando existe un cambio en los depósitos energéticos de la célula principalmente por mecanismos de contracción importante y también se ha visto activada por la hipoxia. En la medida que AMPK activa el consumo de glucosa, descienden los niveles de glucosa sanguínea, siendo la magnitud de estos fenómenos dependiente del contenido de glucógeno, del grado de entrenamiento del músculo y del tipo de fibras musculares que lo componen. Son varios los autores que han establecido que AMPK es clave en la regulación del metabolismo de la glucosa y de las grasas durante el ejercicio y su activación es mediante la fosforilación de unas de sus unidades estimulada o gatillada por la pérdida dela relación AMP/ATP y de la relación creatina/ fosfocreatina propias de la contracción muscular de mediana a alta intensidad y las consiguientes disminuciones de pH, la inhibición de la glicólisis, isquemia y otros fenómenos propios de la contracción muscular. Por lo tanto AMPK durante el ejercicio está demostrado que aumenta su actividad y la magnitud de la actividad es dependiente de la intensidad del ejercicio ya que se ha visto que la subunidad alfa no se altera con ejercicio de baja o mediana intensidad.

¿Cuál serían las característica que debería poseer el ejercicio en la prevención y terapia del síndrome metabólico?

En primer lugar debe ser un ejercicio que permita la activación de AMPK, permitiendo según la intensidad del mismo activar alguna de sus subunidades que inhiba la producción de malonyl Co A y dejar activada la CPT encargados de transportar los ácidos graso permitiendo metabolizar los lípidos, o bien aumentando la producción de manlonyl Co A dejando el paso a la oxidación del glucógeno. Por otro lado la intensidad del ejercicio debe ser suficiente como para elevar las concentraciones de Ca, Oxido nítrico y romper el equilibrio de la relación entre AMP Y ATP y entre CP Y C, elevar la temperatura intracelular disminuir el pH y provocar la hipoxia, que son los factores activadores de la AMPK. Igualmente el ejercicio físico a intensidad importante podrá utilizar grasas intracelulares y glucógeno intracelular evitando la glico-lipotoxicidad. Como bien hemos podido observar la intensidad del ejercicio juega un papel fundamental en la prescripción de este tipo de ejercicios dado que a intensidades inferiores no se conseguiría estimular la AMPK.

PRESCRIPCIÓN DEL EJERCICIO FÍSICO (Consideraciones generales):

Una vez llegados a este punto convendría recordar esa pregunta que en tantas ocasiones nos hemos hecho y que seguro a día de hoy todavía son muchos los que todavía siguen haciéndose para, de alguna manera poder ser más concisos a la hora de prescribir un ejercicio físico determinado dadas las peculiaridades de nuestros clientes, en este caso me voy a referir a una pregunta en concreto y que guarda relación con el artículo al que he hecho referencia al principio de este trabajo, exactamente cual sería el tipo de ejercicio físico que creemos sería el más efectivo para una persona que actualmente tiene sobrepeso pero sin embargo siempre ha realizado ejercicio físico y por causas ajenas lleva un tiempo sin poder practicarlo habitualmente, sin que por ello haya perdido su capacidad física total y su tolerancia al esfuerzo. Esta es una pregunta entre otras muchas que podemos encontrarnos día a día en nuestros centros de trabajo y es por lo que voy a intentar exponer unas consideraciones generales al respecto para con ello contribuir de manera positiva en nuestra labor diaria.

Consideraciones Generales

Es necesario cambiar la percepción de los profesionales de la salud que solamente buscan en el ejercicio un coadyudante de la pérdida de peso. Si el ejercicio es capaz de reducir los riesgos de alteraciones metabólicas, morbilidad asociada y mortalidad, entonces el lograr que una persona se mantenga en condiciones físicas óptimas, debería ser el objetivo de salud y de manera independiente de la pérdida de peso. Cuando se trata de recomendar ejercicios, éstos deberán ser adecuados a las capacidades individuales, tomando en cuenta la condición física de los sujetos, y las posibles limitantes biomecánicas de éste al ejercicio, ya que ningún profesional debería prescribir un ejercicio sin antes haber realizado una evaluación de la capacidad cardio respiratoria y muscular de la persona, por lo que se deberían de tener en cuenta al menos hechos como el medir la magnitud inicial de las variables a modificar en dicha persona, establecer un diagnóstico funcional y biomecánico del sujeto a ser sometido a un plan de ejercicio al igual que prescribir dosis de sobrecarga que sean adecuadas a la condición y capacidad física y funcional del sujeto que lógicamente apunten al estímulo de variables relacionadas con el cuadro fisiopatológico que queremos prevenir o revertir. Considerando las variables más deterioradas con el estilo de vida que llevamos, debemos considerar que un ejercicio físico debe apuntar en su mayoría a la prevención o terapia de: La sarcopenia, insulino resistencia, de la disfunción mitocondrial, de la baja capacidad cardio respiratoria o de la baja capacidad oxidativa o de consumo de oxígeno.

La literatura actualizada y apoyada en la biología molecular, nos hacen una serie de recomendaciones a la hora de prescribir el ejercicio físico, inclinándose más al ejercicio intenso-intermitente que al moderado-continuo ya que el primero incrementa la actividad de proteínas tales como la AMPK de manera más significativa y la cual es responsable de la regulación del metabolismo energético, de la síntesis de proteínas estructurales y funcionales y de la biogénesis mitrocondrial.

Al mismo tiempo hay que resaltar el hecho de que si bien durante el ejercicio intenso e intermitente la metabolización de lípidos es mínima, ésta es súper compensada en las etapas o procesos de recuperación o postesfuerzo, donde se puede observar que el consumo de lípidos post esfuerzo es mayor que la suma de los lípidos metabolizados durante y post ejercicio de baja intensidad.

Igualmente la (IR), está altamente correlacionada con los niveles de grasa intra abdominal e intracelular, por lo que una prescripción destinada a disminuir los triglicéridos plasmáticos, estimular la lipolisis de grasa intra abdominal y metabolizar los triglicéridos intramiocelulares, es el método que presenta mayor beneficio a esta adaptación metabólica llamada SIR (síndrome de insulina resistencia). Para el cumplimiento de este objetivo es el ejercicio de mediana a alta intensidad el más efectivo, si bien dadas las peculiaridades de las personas que padecen este cuadro fisiopatológico, hay que tener en cuenta que no podrán llevar a cabo un ejercicio de alta intensidad como trotar entre otros y es por lo que se recomienda la práctica del ejercicio físico localizado en grupos musculares y por tiempo limitado consiguiendo con ello poder estimular las correspondientes proteínas funcionales y estructurales y con ello llevar a cabo un trabajo a nivel enzimático importante si que con ello se llegue al estrés cardirespiratiro. No cabe duda, ante las evidencias científicas, que el ejercicio físico eficiente debe tener como consecuencia crónica el aumento de la densidad mitocondrial en el músculo ya que esto asegura el aumento de la capacidad oxidativa de azúcares y grasas.

Hay que resaltar también el hecho de que en las personas con sobrepeso e incluso con obesidad mórbida, la capacidad de trabajo muscular o capacidad funcional del tejido muscular juega un papel fundamental e la prevención y tratamiento de alteraciones metabólicas o cardiovasculares, ya que personas que no modifican su peso pero sí la capacidad funcional de su tejido muscular o su cantidad, podrían prevenir dichas alteraciones, como ha sido reiteradamente demostrado. E ejercicio intermitente de elevada intensidad, estimula más eficazmente la síntesis de proteínas estructurales y funcionales del tejido muscular, que el continuado de baja intensidad, como el caminar. Por lo tanto determinar el grado de capacidad funcional de la persona es un pre-requisito indispensable para adecuar la dosis del ejercicio a las características y capacidades del individuo, con el fin de alcanzar el objetivo biológico perseguido ya que no es similar la carga o dosis de trabajo requerido para prevenir o tratar una sarcopenia o una osteopenia que para contrarrestar la hipertensión o reducir la glucemia. Es por lo que volvemos a recalcar el hecho de que para poder prescribir ejercicio de este tipo en pacientes, obesos o con sobrepeso y sedentarios, es necesario tener en cuenta factores como: Su nivel o estado evolutivo de su o sus fisiopatologías, tipos de medicamentos o tratamientos a los cuales esta sometido, nivel de capacidad funcional cardio vascular y muscular ante un determinado tipo de esfuerzo y condiciones nutricionales de composición, sico-sociales y materiales de las cuales dispone. Recapitulando lo descrito anteriormente, el objetivo del ejercicio es provocar cambios intracelulares que consistan básicamente en modificar (por lo general aumento) de la sísntesis de proteínas funcionales y estructurales, que son las responsables de mejorar la capacidad funcional del músculo. Esto en definitiva significa una buena capacidad de metabolizar grasas y azúcares. Aunque los estímulos anaeróbicos inducen preferentemente la síntesis de estas proteínas, también estimulan aquellas relacionadas con el metabolismo aeróbico. Entre estos efectos beneficiosos se destaca el aumento de la capacidad de oxidar grasas, que se verifica especialmente en el período post-esfuerzo de los procesos anaeróbicos. En síntesis el objetivo es conseguir a través del entrenamiento un cambio metabólico que permita una mayor utilización de ácidos grasos como combustible muscular.

En resumen, la prescripción del ejercicio es un área en plena experimentación y los efectos detectados podrán ser perseguidos de mejor forma en la medida que la biología molecular pueda describir en mejor forma dichas dosis de ejercicio, ya que la dificultad a la hora de prescribirlo radica tanto en la poca información sobre ejercicio que existe en los profesionales de la salud como en el desconocimiento que existe de los mecanismos de adaptación molecular con el ejercicio.

Si bien a estas alturas del trabajo podemos tener más clara esa pregunta que hacía al principio donde teníamos dudas sobre el tipo de ejercicio a prescribir a una persona con un moderado sobrepeso y que por lo general ha sido siempre activo deportivamente hablando, llegando a la conclusión de que además de todos los argumentos que nuestro compañero Carlos Barbado incluyó en su día en el artículo relacionado con dicho tema podemos valorar de una manera más realista que empírica el hecho de que la interpretación que de dicho artículo es plenamente acertado teniendo en cuenta todas y cada una de las conclusiones que en este trabajo se exponen. Al mismo tiempo igualmente podemos llevar a cabo una revisión meticulosa a cerca de los ejercicios a prescribir a nuestros clientes teniendo en cuenta sus posibles patologías.

CONCLUSIONES:

Teniendo en cuenta que la actividad deportiva del Ciclo Indoor cuenta a día de hoy con un número elevado de adeptos a la misma y considerando la multitud de factores no similares entre las capacidades físicas de los mismos, creo haber aportado un granito más de arena en este largo camino que es el de la salud, habiendo dejado patente la importancia del estado funcional de nuestro sistema musculo esquelético para la prevención de múltiples patologías y si bien casi siempre se asocia el sobre peso a una de estas, hay que decir que existen normo pesos que debido a un funcionamiento anormal de las funciones propias de su musculatura son portadores de patologías que en muchas personas con sobrepeso y con un buen funcionamiento de su sistema muscular no se manifiestan, debido principalmente a la actividad diaria de un tipo de ejercicio físico adecuado en intensidad, duración y volumen parta conseguir ese estímulo necesario en su sistema.

Al mismo tiempo hacer hincapié en que no sólo la obesidad o el sobrepeso son patologías principales sino como ya hemos dejado claro en este trabajo hay otra serie de patologías que igualmente necesitan de un adecuado tratamiento dentro de nuestros programas de ejercicio físico.

   

Estrés y Pilates

Escrito por OD Pilates
29
Oct
2012

El Método Pilates: Mejora tu postura y elimina el estrés.

El método Pilates es un ejercicio anaeróbico que fortalece la musculatura de abdomen, espalda y muslos, principalmente. Además, ayuda a aumentar la flexibilidad y la agilidad y reduce el estrés. No se trata sólo de un ejercicio físico, sino también mental, apto para todas las edades.

Este sistema de entrenamiento fue creado a principios del siglo XX por Josep Pilates, que combinó sus conocimientos de gimnasia, ballet y yoga. El gran principio de este método es el control: en cada ejercicio hay que controlar la correcta posición del cuerpo, los movimientos y la respiración, por lo que resulta imprescindible concentrarse mientras se practica. Aquí lo importante no es la cantidad de ejercicios que se haga, si no la calidad de los movimientos. Y el objetivo no es quemar calorías sino conseguir un equilibrio perfecto entre el cuerpo y la mente.

La idea es desarrollar los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y fortalecer la columna vertebral, por lo que resulta muy efectivo como terapia de rehabilitación y para prevenir o calmar el dolor de espalda. Practicando Pilates de forma regular se consigue un abdomen plano y fuerte, se mejora la postura, se fortalecen los glúteos y se elimina la tensión de todos los músculos del cuerpo.

Aunque los ejercicios originales de Pilates se practicaban en máquinas y de forma individualizada, actualmente en muchos gimnasios se practica en grupo y sobre una colchoneta. Los ejercicios se basan en estiramientos y movimientos lentos muy localizados y coordinados con la respiración. Algunos de los ejercicios más conocidos son el cien, el sacacorchos y la foca.

   

Blog Estudio Pilates Óscar Díaz

Escrito por OD Pilates
22
Oct
2012

Hola chicos,

Actualmente hemos puesto en marcha un nuevo servicio en nuestra página web, a través del cual podéis interactuar con nosotros. Es nuestro blog de Estudio Pilates Óscar Díaz, conectado con las distintas redes sociales para que todos vosotros podáis comentarnos vuestras inquietudes y al mismo tiempo podremos publicar eventos, noticias, etc., para vuestro conocimiento. Espero que os guste y que podáis disfrutar con este nuevo servicio.

Óscar Díaz.

   

Lumbalgias y el Método Pilates

Escrito por OD Pilates
22
Oct
2012

Lumbalgias y el Método Pilates

El Lumbago es una de las 5 causas de ausentismo laboral más frecuentes en nuestro país y en el mundo, mas del 80% de las personas padecerán de lumbago al menos una vez en la vida. Sus causas son múltiples, sin embargo la mayoría de ellas están relacionadas con afecciones del sistema músculo-esquelético y obedecen al poco cuidado que damos a nuestra columna vertebral, base de soporte de todo nuestro cuerpo y base de palanca de la mayoría de los movimientos corporales.

Leer más: Lumbalgias y el Método Pilates
   

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Dirección

Estudio Pilates Oscar Díaz
C/ Periodista Asunción Valdés, 2 (Urb. Golf y Mar)
Playa de San Juan - 03540 Alicante
Tel. 687 504 130 - Email: info@odpilates-alicante.es

(junto a Colegio El Valle y Restaurante Chapeau)

Horarios

Horario ininterrumpido de 8:00 a 22:00 h.
Solicita información sobre grupos o entrenamientos personales en:
Tel. 687 504 130 / 637 307 052 o Email: info@odpilates-alicante.es
Realiza tu preinscripción ahora pulsando aquí

Localización

localizacion-pilates-alicante

Síguenos en Redes Sociales

  social_facebook_box_blue_48   social_twitter_box_blue_48   social_flickr_box_48

 

logo-peak-pilates-white 

spinal-mouse1

centro-valoracion-espalda-columna  

certificacion-spina-mouse